A quién se dirige

El Máster en Pedagogía para Músicos tiene su principal grupo de destinatarios en aquellos profesionales de la música que laboralmente dedican entre el 50 al 100% de su tiempo de trabajo remunerado a la formación y la docencia musical.

El perfil del alumno del Máster está definido, entre otras, por las siguientes notas de identidad y requisitos:

  • Tener una formación sólida como músico: al ser el Máster para músicos, los contenidos a aprender son sobre todo de tipo pedagógico y necesitarán su transferencia al campo docente musical por parte del estudiante en base a un conocimiento bien estructurado de la música, sea cual sea el tipo o estilo de música con la que desarrolle su práctica artística y formativa.
  • Buscar la mejora de la propia praxis docente, con una actitud franca y abierta a la reflexión, crítica, transformación e innovación de la actividad que se desarrolla como formador. Es preciso ser consciente de qué aspectos de la tradición educativa recibida se han de contextualizar y adecuar al siglo XXI y que otros aspectos se han de enmarcar claramente en la historia de la educación de la música.
  • Tener en la educación y la docencia de la música un campo de dedicación basado en el servicio a los demás, con componentes claros de desarrollo personal y de predilección vocacional. Es central para la realización con éxito de este Máster poseer una profunda implicación con la educación y hacerse cargo de las responsabilidades personales que conlleva.
  • Plantearse la dedicación a la formación de músicos como una carrera profesional con entidad propia: es la mejor forma de dar sentido a unos estudios de Máster que requieren un importante esfuerzo personal, son un hito más dentro de la planificación general de la propia carrera profesional y, cada vez más, se exigen en las carreras profesionales docentes por casi todos los sistemas educativos internacionales.